• Consell de Cent, 167 (Barcelona)

Cartas Francesas

Los Naipes están asociados al día del nacimiento así como a los acontecimientos que impregnan las áreas de la vida. Resultan reveladoras respecto a las motivaciones básicas del individuo y sus ciclos vitales. Certeras en las interacciones personales, proporcionan información precisa sobre como son esas relaciones; el grado de amor, intensidad, karma o satisfacción que contienen. Para realizar este estudio personal el dato primordial es el día de nacimiento.

Probablemente una serie de datos específicos, relativos a la vida de la persona o las fechas más significativas pueden ser muy útiles para precisar el eje del que consulta. Una carta individual tiene a su vez varios sub-apartados aparte del nacimiento, como el regente planetario, Karma, personalidad, amor, trabajo o la interacción con otras personalidades.

En las consultas relativas a las relaciones el estudio más útil es testar la personalidad de ambos, y los elementos de coincidencia y desavenencia entre sus respectivas cartas. Al Igual que existe la astrología para vislumbrar el grado de compatibilidad, los naipes franceses trabajan encarecidamente predeterminando que dificultades y que facilidades vamos a encontrar en cualquiera de nuestras relaciones, tanto personales como sociales o laborables. Profundizan en las motivaciones y en los porqués de atraer precisamente a esas personas, un hecho fehaciente que queda reflejado en los sub- ejes de nuestra propia carta natal. Así podemos comprender más el juego del destino (nunca totalmente escrito, dada nuestra naturaleza esencial), las motivaciones, el grado de consanguineidad espiritual y los compromisos pactados que adoptamos con un número selecto de almas.

La utilidad de la consulta es fiable en tanto que el tratado de las cartas francesas asociadas al nacimiento es un estudio serio, documentado y certero, que posteriormente ha de ser interpretado para aplicarlo de manera fácil y comprensible. Los cambios que se acontecen a lo largo de la vida respecto a la personalidad y deseos básicos vibran con un tenue movimiento de grados, que podemos ir testando dentro de la experiencia de la persona y sus áreas básicas; trabajo, economía, salud, relaciones…

Aplicadas resultan una herramienta más para utilizar con habilidad y responsabilidad.